En estos tiempos convulsos es una de las preguntas que más se repite entre las emprendedoras y empresarias. En este artículo te doy mi opinión en función de mi experiencia de más de 14 años.

Ya llevamos más de 1 semana de confinamiento por el coranavirus, y sois varias las que me habéis escrito para que hablara sobre cómo vender en los tiempos que corren. Es por eso por lo que he decido hacer un vídeo que podrás ver en mi canal de YouTube y este post que estás leyendo.

¿Es bueno o es malo vender mientras está activo el confinamiento?

Siento decirte que yo no tengo la respuesta a esta pregunta, pero la buena noticia es que la respuesta la tienes tú.

Mi intención es darte mi opinión como experta en ventas y como consultora de marca personal, pero quiero recordarte que yo no tengo la verdad absoluta. Ni yo, ni ningún otro experto en la materia.

La respuesta la puedes encontrar en los valores que quieres transmitir como marca, es decir, si dentro de mis valores como marca está transmitir la venta desde la parte más natural, más humana y cercana, no sería muy coherente que aprovechara las circunstancias para realizar venta directa / lanzamientos.

Es por eso que opino, mientras esté activo el confinamiento, no es procedente realizar una venta directa.

Otra cosa es que tengas una web de productos o servicios paquetizados (infoproductos) y se realice una venta natural. Esto lo veo normal y coherente.

Todo lo que te acabo de contar lo hago desde la parte más ideal, puede que ese no sea tu caso actual. Puede que no te quede más remedio que recurrir a la venta para poder alimentar a tu familia, pagar la hipoteca o facturas varias.

Si es así, vender puede que sea tu única solución y que tengas que recurrir a saltarte tus valores, porque no siempre se está en la situación ideal para ser fiel a uno mismo. En este caso, te diré que si tienes que hacer la venta directa, que la hagas, pero de la forma más respetuosa posible y tratando de que te quedes lo más tranquila posible.

También te ha podido pasar que te encuentres en medio de un lanzamiento. Si este es tu caso, continua con él, porque es algo que iniciaste cuando todavía no había llegado esta pequeña pesadilla.

Como ves, ya he planteado diferentes situaciones. Estoy segura de que habrá muchas más, por tanto, yo no puedo dar respuesta a esta pregunta y es por eso por lo que digo que la respuesta solo la tienes tú.

¿Qué puedes hacer para encontrar la respuesta más coherente con tu marca?

1.- Ser fiel a tus valores y a los de tu marca, en la medida de lo posible.
2.- En su defecto, actuar desde el corazón.
3.- Si recurres a vender, hacerlo desde el máximo de los respetos.

¿Cómo tengo que vender una vez que pase el confinamiento?

Para mí, vender antes o después del coronavirus es lo mismo. Yo lo haría basándome en lo que yo llamo las tres ces:

Claridad: trabaja bien la identidad de tu marca para ser capaz de transmitir claridad en lo que vendes, a quien se lo vendes y cuál es tu propuesta de valor.

Constancia: para diseñar una buena estrategia de ventas y ser capaz de llevar a cabo todas las acciones necesarias durante un mínimo de 1 y 3 años, hasta obtener los resultados que deseas.

Confianza: en ti y sobre todo en transmitir esa confianza que tu cliente necesita para acabar apretando el botón de compra.

Como ves, poco ha cambiado de antes a después del coronavirus. Si hay algo que tengo que destacar y que a partir de ahora tendrá mucha importancia, es tu atención, es decir, debes de estar muy atenta.

¿Atenta a qué?

A todo. A todo lo que ocurra a tu alrededor, alrededor de tu competencia, qué hacen, qué dejan de hacer, por qué te compran, por qué no te compran, etc.

Cuando nos encontramos en situaciones de crisis, la observación es vital para la supervivencia.

Así que, si tengo que darte un consejo, es que a partir de hoy estés muy atenta a todo lo que ocurre a tu alrededor y fíjate muy bien en quién está teniendo éxito.

En la observación está el aprendizaje.

Espero haber puesto más claridad a todas estas preguntas, pero si hay algo que necesitas que responda, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Estaré encantada de ayudarte y dar respuesta a cualquier pregunta que te inquiete.

Antes de irme, quiero recordarte que no estás sola en esto de vender, que mi intención es ayudarte para que puedas #revolucionartusventas.

Paloma Losas