En este artículo te explico qué pasos seguir para trazar un camino que te lleve a conseguir los objetivos que deseas alcanzar.

“Una vida sin objetivos es una vida sin dirección”.

Enseguida vas a entender fácilmente esta frase, con el relato que adjunto a continuación:

“¿Querría usted indicarme qué camino debo tomar para salir de aquí? – preguntó Alicia en la novela de Lewis Carrol “Alicia en el País de las Maravillas”. Eso depende, en gran medida, del lugar a donde quiera ir – respondió el gato. No me preocupa mucho a donde ir – dijo Alicia. En ese caso ¡poco importa el camino! – declaró el gato”.

¿Por qué son importantes los objetivos?

Tener objetivos te ayuda a saber a dónde quieres llegar. De esta forma será más fácil saber qué camino debes tomar.

Nuestro cerebro trabaja en base a objetivos, si no le decimos a dónde queremos ir, difícilmente nos ayudará a llegar.

Diseña tu objetivo con el método GROW

Pon por escrito tu objetivo

Ahora que ya lo tienes por escrito, debes tener en cuenta que para conseguir resultados es necesario saber, querer y hacer.

No basta solo con saber, necesitas pasar a la acción.

Y para ello, me gustaría enseñarte un método que se llama GROW.

La palabra inglesa GROW, traducida al español significa CRECER.

Fases del método GROW:

Goal = Meta ¿Qué quieres lograr?
Reality = Realidad ¿Qué ocurre ahora?
Options = Opciones ¿Qué puedes hacer?
Will = Voluntad ¿Qué harás y cuándo lo harás?

Pasa tu objetivo por este filtro y conseguirás una guía de cómo alcanzarlo.

Escribe correctamente tu objetivo pasándolo por el método SMARTER

Specific Se específica, cuanto más concreta seas, mejor. Y escríbelo en positivo.
Measurable Que se pueda medir, para poder ver si avanzas o no.
Ambitious Que sea ambicioso.
Realistic Pero recuerda ser realista a la vez.
Timely Tienes que definir el inicio y el final del periodo.
Ecological Ten en cuenta el impacto que puede tener en tu entorno.
Recompensa Anota el beneficio que obtendrás al conseguirlo.

Y ahora que ya tienes el objetivo y lo has escrito de la forma más adecuada, cumpliendo con el método SMARTER, ha llegado el momento de construir un plan de acción y para ello te recomiendo responder a las siguientes preguntas:

Fases para diseñar un buen plan de acción:

¿Qué vas a hacer?
¿Cómo lo vas a hacer?
¿Dónde lo vas a hacer?
¿Cuándo exactamente vas a empezar?
¿Cuáles son tus criterios y medidas de éxito? ¿Cómo lo vas a evaluar?
¿Qué te puede impedir avanzar o alcanzar la meta?
¿Qué podrías hacer para superar las barreras?
¿Qué apoyo puedes necesitar y de quién? ¿Qué harás para conseguir ese apoyo?
¿Cómo te ayuda este plan a lograr el objetivo “x”?
¿Cómo es tu grado de compromiso?

Ahora que ya sabes cuál es tu objetivo y qué hacer para conseguirlo, sólo te queda anotar todas las acciones en tu agenda y ponerte manos a la obra.

Te aseguro que si vas dando pasos, aunque sean pequeños, pronto empezarás a ver resultados.

Puedes hacer millones de cursos y consumir contenido gratuito hasta empacharte, pero si no consigues pasar a la acción, solo te servirá para gastar dinero y tiempo.

Pasar a la acción no es algo que nadie pueda hacer por ti, ni siquiera puedes pagar para que alguien lo haga, es algo que depende directamente de ti y de tus ganas de conseguirlo.

Así que, ¿estás dispuesta a hacer lo que tienes que hacer para alcanzar tu sueño o prefieres seguir viendo Netflix?

Yo confío en ti y en tu poder como mujer, aprovéchalo.

Posdata: ¿Te ha gustado este post? Pues recuerda apuntarte a mi newsletter para no perderte nada.

Paloma Losas.