En el artículo de hoy quiero explicarte que son los conceptos monetizables y por qué es importante utilizarlos.

Mi intención con el post es que puedas poner a punto tu marca personal, que te centres en un máximo de tres temas principales que utilizarás como conceptos monetizables, que serán los que vas a utilizar para vender y posicionarte como experta en la materia.

¿Me sigues? Mi intención es a dar forma a todo esto, para que puedas empezar a revolucionar tus ventas con una coherencia de marca.

“Si lo prefieres puedes ver un vídeo en mi canal de YouTube donde te hablo de los conceptos monetizables aquí“.

¿Qué son los conceptos monetizables?

La palabra “conceptos” se refiere a los temas de los que vas a hablar como experta y la palabra “monetizables” es porque de estos temas extraerás tus servicios; es decir, lo que vas a vender.

Por tanto, tus conceptos monetizables van a ser esos temas que dominas a la perfección y que vas a vender gracias a tu experiencia, en el caso de los servicios y en el caso de los e-commerce, son los productos que tengas a la venta.

¿Cuántos conceptos monetizables necesitas tener?

No te recomiendo más de tres. ¿Por qué? Porque, de lo contrario, vas a parecer un mercadillo.

Recuerda que tu intención es que tu cliente te vea como una experta en la materia, por tanto, si pareces un mercadillo tu especialidad se diluirá entre el resto de los temas.

Así que ya lo sabes: no más de tres. Si te cuesta elegir, haz la lista de todos los temas que dominas y ve descartando los que menos te gusten, hasta quedarte con los tres más importantes.

¿Por qué es importante utilizarlos?

Porque aportan claridad a tu marca y te sirven de brújula en la creación de tus servicios y de tu estrategia comunicativa.

Todo lo que comuniques a través de tu marca debe tener coherencia con ella y con la experiencia que deseas transmitir.

Tener claros los temas de los que vas a hablar te ayudará a crear un contenido de calidad para tus clientes.

¿Qué beneficios te aportan?

Desde mi propia experiencia, te diré que son muchos los beneficios, pero te voy a detallar, a continuación, los tres más importantes son:

1.- Especialidad:

Sin duda centrar tu comunicación en un máximo de tres temas te ayuda a diferenciarte del resto, porque si eres capaz de centrar toda tu comunicación en estos temas, serás capaz de transmitir a tu cliente cuál es tu especialidad.

2.- Claridad:

Cuando vayas a crear contenido sabrás muy bien donde enfocarte para aportar valor a tu cliente, en definitiva, dejarás de improvisar.

3.- Solidez:

Centrarte durante un tiempo en crear contenido basado en estos tres conceptos te ayudará a estructurarte como marca y, poco a poco, sentir esa solidez que necesitas para elevar tu confianza.

¿Todos los conceptos monetizables deben tener la misma importancia?

No es necesario, pero mi consejo es que uno de esos tres temas sea el principal, de esta forma te estarás especializando mucho más.

El resto de los temas los utilizarás como hilo conductor para reforzar el principal.

Para que puedas entenderlo mejor, te dejo a continuación el ejemplo de mi propia marca:

Mi tema principal y, en el que baso un porcentaje alto de mi comunicación, son las ventas. Los otros dos temas, marca personal y mindset, pasan a un segundo plano, aunque también son importantes.

Los dos temas secundarios los utilizo como hilo conductor para hablar de ventas. De esta forma siempre queda reflejado que mi experiencia principal son las ventas.

Ahora te toca a ti, ha llegado el momento de ponerte manos a la obra y pensar bien en esos conceptos monetizables que te ayudarán a especializarte, a generar claridad y tener la solidez de marca necesaria para revolucionar tus ventas.

¿Te animas a contármelos?

Paloma Losas