La fidelización es uno de los temas que no pueden faltar dentro de tu estrategia de ventas y es por eso por lo que no podía pasar por alto escribir un post para hablarte más a fondo de cómo fidelizar clientes.

Durante mis últimos tres años como consumidora de cursos digitales, puedo decir que he visto cometer muchos errores y mi intención con este post es compartir mi experiencia para que te sirva como brújula y puedas evitarlos.

Vamos a ello.

Las cinco formas más eficientes para fidelizar clientes:

1.- Aprende a cubrir las expectativas de tus clientes:

Cuando consigues que un cliente te compre, tu siguiente objetivo es conseguir cubrir sus expectativas.

Para poder cubrirlas es indispensable que sepas cuáles son esas expectativas.

Y para saber cuáles son, la mejor herramienta que conozco hasta la fecha es “preguntar”.

Recuerda una cosa muy importante: “En las preguntas siempre está la respuesta”.

No tengas miedo y pregunta directamente a tu cliente cuáles son sus expectativas con respecto a lo que está comprando.

Si tienes toda la información con respecto a sus expectativas, lograr alcanzarlas será muchísimo más fácil.

2.- Accesibilidad para fidelizar:

Ser accesible me ha demostrado en infinidad de ocasiones que ayuda a fidelizar clientes y a conseguir la confianza plena de ellos.

Sé de buena tinta que tener una marca personal requiere de mucha inversión de tiempo, pero te aseguro que si no inviertes tiempo en la satisfacción de tu cliente, no servirá de nada la inversión que dediques a otras cosas, como por ejemplo: calendario editorial, videos, email marketing, etc.

Al final del camino, lo que hará tu negocio rentable serán tus clientes. Sin ellos, no habrá negocio.

Y al hilo de este punto, pasamos al siguiente que es la rapidez.

3.- Ofrece rapidez para fidelizar a tus clientes:

Todos los clientes necesitan una atención rápida, fluida y exclusiva, pero cuando estás trabajando por primera vez con un cliente, todavía debes prestar más atención a la rapidez que le aportas.

Si tiene una duda, intenta ser lo más rápida posible en darle una respuesta.

Si tiene un problema, esa rapidez todavía debe ser más notable.

Si eres capaz de conseguir esto, la sensación de tu cliente será muy buena, entenderá que estás pendiente de él y que puede contar contigo en todo momento.

Que tu cliente tenga esta sensación, te aseguro que es muy bueno. Al final, todas pecamos del mismo problema: falta de tiempo. Y si gracias a tu rapidez le ahorras tiempo, te aseguro que se acordará de ti de una forma muy positiva.

4.- Haz sentir a tu cliente exclusivo:

Cada uno de tus clientes debe sentirse como si fuera único para ti, y esto depende directamente de la forma en que le trates y de lo mucho que seas capaz de sorprenderle.

Presta atención a todo lo que hace, coméntale sus publicaciones, intenta saber que es lo que más le cuesta y refuerza todo lo que puedas ese punto, no habrá nada mejor por lo que te pueda recordar.

Puede que ahora no sea el momento de que te compre un segundo servicio o producto, pero si estás ahí cuando te necesita, el también se acordará de ti cuando necesite algo.

No todo lo que hagas por tu cliente debe ser a cambio de dinero. Tu cliente debe percibir que de verdad te importa.

5.- Sorprender para fidelizar:

Ya sabemos que el mercado digital está sobresaturado. Es por eso, que cada vez se premia más a las personas que hacen cosas diferentes. Pues de eso se trata: de sorprender a tu cliente en la medida de lo posible.

¿Cómo le puedes sorprender?

Estoy segura de que a medida que pongas en marcha tu máquina de pensar, encontrarás las formas más adecuadas de sorprender y que conecten con tu negocio y tu cliente ideal. No obstante, te dejo unos ejemplos que te pueden servir de inspiración:

  • Una llamada un mes después de terminar un curso o adquirir un producto.

  • Una entrevista para tus directos, podcast o incluso la posibilidad de escribir un post.

  • Una sesión extra o un detalle que no sepa que está incluido cuando adquiere el servicio o producto. En el caso de los servicios, servirá para resolver dudas.

Esto podría ser tan extenso como la imaginación le quieras poner. Ahora que ya tienes unos ejemplos, cuéntame: ¿qué se te ocurre que podrías hacer para sorprender a tu cliente y que te ayude a fidelizarlo?

Te leo en comentarios.

Paloma Losas