En el post de hoy quiero mostrarte una ruta de trabajo para que seas capaz de vender más. Y es que es mucho más fácil vender un segundo producto a quien ya te ha comprado el primero, que intentar conseguir clientes nuevos.

¿Quieres saber cómo duplicar tus ventas?

Pues muy fácil, cuida y atiende como se merecen a los que ya son tus clientes. Si te interesa saber un poco más, sigue leyendo.

Cuida a tus clientes para vender más

En realidad, no es del todo cierto que cuando haya realizado cursos online no me hayan intentado vender, el problema es que no lo han hecho de la forma más correcta.

Han utilizado la famosa estrategia del email marketing: una forma de vender muy generalista. Mi sensación siempre ha sido de invasión.

Mi intención es que puedas conocer otra forma de atender a los que ya son tus clientes, puede que te lleve un poco más de tiempo, pero te aseguro que utilizar este método te acercará mucho más al éxito.

¿El email marketing es una buena estrategia para vender?

Está muy de moda el email marketing y desde luego que yo hoy no tengo la suficiente experiencia en este tema como para decirte si interesa o no, pero lo que sí que te puedo contar es cómo me he sentido como clienta.

Puede que la venta a través del email marketing sea muy exitosa, pero yo, en el momento que me encuentro hoy, no conecto demasiado con la forma que utilizan algunos “gurús” para anunciarte el inicio y cierre de “su gran programa”, el que te salvará la vida.

Me he sentido realmente invadida en la gran parte de las ocasiones, cada vez que abría mi bandeja de entrada, allí estaba el dichoso email intentando venderme. Y es que yo, cuando detecto que pretenden venderme algo con calzador, huyo.

Imagino que puede ser un defecto de profesión, es decir, llevo más de media vida vendiendo y he podido desarrollar un sexto sentido para detectar cuando están forzando una venta y de lo único que tiene interés la otra persona es de llenarse los bolsillos.

Además, he de confesarte algo: la famosa plataforma de email marketing del dichoso monito “mailchimp” y yo, no nos llevamos nada bien, no acabamos de conectar, estoy en ello, pero es como intentar salir cuando alguien que no te gusta. ¡Ja, ja, ja!

Sigo, que no me quiero desviar del tema.

¿A donde quiero llegar con este post?

A decirte que es mucho más fácil vender un segundo producto a quien ya te ha comprado el primero, que intentar captar un nuevo cliente. Y desde mi punto de vista, hay mucha gente que está descuidando este tema.

Sí, muchos de ellos utilizan el email para enviar el anuncio del siguiente programa, pero ese email es generalista y en los tiempos que corren, la gran mayoría de personas buscamos algo más personalizado.

Además, ¿qué sentido tiene enviar un email generalista, cuando todos están diciendo que hay que estrechar el nicho para especializarte? ¿Lo encuentras tan incoherente como yo o es que cuando se trata de las ventas sí que se puede ser generalista?

Desde mi punto de vista no todo vale para vender más, pero como digo, es desde mi punto de vista.

Entiendo que las marcas personales con mucho éxito, tienen muchas ventas y puede que no tengan tiempo de pararse para hacer lo que te voy a decir, pero te aseguro que si no toman conciencia de esto, pronto empezaran a robarles una parte de la cartera de clientes.

Y es que la gente queremos cosas exclusivas y personalizadas, mucho más cuando se trata de nuestros negocios.

Déjame explicártelo con el siguiente ejemplo:

Si compras un curso online, es porque admiras a esa persona, bueno vale, también puede ser porque la quieres investigar, pero hoy me voy a centrar en cuando compras algo a alguien porque le admiras y le consideras un experto en la materia.

Pues bien, ponte en situación: tú has comprado el curso, lo has realizado y cuando lo terminas, ya está, ahí se terminó la relación, salvo que tengas algún contacto por las redes.

Y si te digo que pasadas unas semanas vas a recibir la llamada personal de esta persona ¿cómo te sentirías?

Seguramente emocionada, ¿verdad? Recuerda que admiras a esa persona, que para ti es alguien referente y lo ves como un ejemplo a seguir. Pues esto es marcar la diferencia y para mí, esto es vender.

Es una forma de vender sin vender, lo que estás haciendo es:

Preocuparte por tu cliente.

Interesarte por tu cliente.

Humanizar el proceso de venta.

La llamada no es con la intención de vender, la llamada es con la intención de interesarte realmente por tu cliente y su situación.

Si tu cliente detecta que te interesas realmente por él y por su negocio, habrás ganado totalmente su confianza. Y cuando consigues esto, tienes las puertas abiertas para sacar cualquier producto a la venta.

Es sencillo, ¿verdad? Entiendo que puedas estar pensando que no tienes tiempo, pero recuerda que no tendrás negocio sin clientes.

Puede ser importante publicar en las redes, en tu web, hacer vídeos, etc. Pero lo realmente importante son tus clientes y su capacidad de compra.

Te aseguro que es mucho más fácil fidelizar a alguien que ya te ha comprado, que conseguir que lo haga alguien nuevo.

Así que aprovecha esta oportunidad para alargar la vida de tu cliente y hacer que se convierta en tu cliente ideal. Te cuesta poco descubrir si funciona o no. Si finalmente lo intentas, me encantará saber cómo te ha ido.

Posdata: antes de terminar, me gustaría pedirte un favor. Si consideras que lo que acabas de leer es interesante, por favor comparte este artículo; solo es cuestión de un clic. 😘

Un beso.

Paloma Losas.